Detalles que suman

Hola amigos!!
Ya que estamos en plena fragua de bodas, con el fuelle a tope para idear las celebraciones más chulas, os cuento un apartado al que doy muchísima importancia a la hora de decorar y crear un estilo.

Primero, en función de espacio y del número de invitados, definir el tipo de boda. Es normal que entre el pánico a la hora de tomar decisiones,
 y muchas veces tendemos a elegir la apuesta segura. 
Un buen catering del que nos hayan hablado bien 
(las referencias son muy importantes)
y que tenga un menú apetecible. 
Pero, ¿por qué no aprovechar el nivel de exigencia de este catering 
para proponerle un reto?

Sabemos que hay cosas que no fallan, las de toda la vida. 
Pero hasta que alguien no lo pone de moda, no nos atrevemos. 
Este post os lo dedico a todas las que aún estéis con esa duda. 
Desde hace 3 o 4 años las bodas han sufrido el boom del Candy bar
de la barra de Gin&Tonics y de Mojitos
Son ideas geniales que, además, os permiten dar mucho juego porque podemos diseñar puestos muy divertidos y personalizados. 
Hay hasta quien se lanza a poner frases curiosas,
tipo “bebe hasta que el cuerpo aguante”,
“ante la duda… una cerveza rubia” o similares.
No olvidéis que la boda os representa y quienes están invitados a ella 
saben quiénes sois y no esperan otra cosa que disfrutar
de ése día con vosotros. 
¡Mostrad como sois, no os cortéis!
La función del diseño es representar.
En el caso de una marca, representa la identidad de la empresa 
que hay detrás de una etiqueta. 
En el caso de un evento, representa a las personas que hay detrás.
¿Os gusta ir de tapas con amigos?
¿la sangría o una parrillada de sardinas?
Pues es el día perfecto para hacerlo,  no lo dudéis.

Una de las mesas que más me gusta poner es la de quesos. 
Permite mil posibilidades. 
Es un producto que consumimos muy a menudo, 
pero sí es cierto que hay mucha gente que no ha salido de los básicos. 
Se puede ofrecer un buffet de quesos suizos, franceses, canarios, valencianos, manchegos… O todos juntos. 
Si los novios son de dos ciudades muy distintas
 y cada una presume de un excelente queso, 
ahí ya tenéis la excusa perfecta. 
No olvidéis etiquetar los productos
No sólo luce mucho, sino que además demuestra lo orgullosos que estáis de vuestra tierra.

¡Llegan los postres
Hay quien se vuelve loco con los dulces y hay quien, 
directamente, 
tiene debilidad por uno en concreto. 
Las mesas de dulces y chuches son divertidas, 
pero no lo es menos una con un postre muy concreto, 
y menos si se trata de tarta con helado
Sólo con el cartel se os hace la boca agua, ¿verdad?. 
Sí, para eso está!! 
Es una llamada directa con una tipografía acorde al resto de la papelería 
de boda de unos novios.
Un estilo inglés con toque antiguo (no clásico) y kraft.

Pinterest los ha puesto muy de moda. 
Los cartelitos de localizaciones
Ellos señalizan los lugares donde se tienen que dirigir los invitados. 
Aquí llevamos ya unos añitos copiándoles el estilo. 
Pero si os gustan los carteles y queréis aportar un aire diferente, 
poned frases vuestras
Lucirán igual, pero no serán como todos.

Un buffet de alcohol, zumos naturales y smoothies
Fundamental en las bodas de verano
En todas los eventos estamos acostumbrados a ver el eterno “deambuleo”,
(me tomo la licencia), 
de bandejas con copas de cerveza, refrescos y agua
Agradable y necesario, pero aburrido.
La cosa cambia si ofrecemos bebidas, (que no todo es comer), 
ricas y presentadas de forma apetecible. 
La sangría servida en vaso ¡no por favor! 
En jarra y recién hecha.

Como siempre aconsejo, la personalización es una de las pautas clave
para una boda que deja buen sabor de boca. 
Hasta hace poco sólo se personalizaban, como mucho, 
las invitaciones y los meseros
Poco a poco, al comprobar lo bonito y cuidado que queda, 
el diseño de la papelería ha ido avanzando pasos 
hasta ser personalizada al máximo, ya no sólo con un estilo, 
sino de puño y letra, en lo que los americanos, (para variar), 
pusieron de moda con su handmade wedding style.

Y por último, como en las minutas, el café y el té
Tanto si la boda es protocolaria como tipo buffet, 
podéis acortar la hora de estar sentados, 
que además es cuando los invitados empiezan a cambiarse de mesas, 
para tomarse una bebida caliente que les espera en una barra diseñada para ello.
Las decoramos con granos de café, cajas de madera y algunos centros
La papelería de diseño que no falte,
 y vuestra originalidad menos.
Espero que os haya inspirado un poquito con estas pautas básicas para hacer que los detalles sumen.
¡Nos leemos pronto!

Encuéntranos en las redes sociales:
· Facebook · Pinterest · Twitter · Instagram · Google + ·

10 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *