DIY Mason Jars

Darle alma a nuestro hogar de forma asequible y original es posible gracias a los viejos frascos de mermelada o conservas que tenemos por casa. Una actividad fantástica para realizar en familia o con los más pequeños, que dará un encanto especial al rincón que elijamos. Podemos crear…
 
 
       1. Un dispensador divertido
 
 Con la ayuda de un taladro, realizamos un agujero en la tapa original del frasco, suficiente para introducir la cánula del dispensador cómodamente.
Podemos decorar el cristal con pintura específica del color que prefiramos, si queremos que combine, como en el caso de la imagen, con nuestro aseo. 
 
Vía: Etsy
2.       Una taza personalizada

Perforar la tapa de nuestro frasco también nos permite crear divertidas tazas. Con una plantilla recortada por nosotros mismos, trazamos a su alrededor con un rotulador permanente, y lo rellenamos con pintura efecto pizarra, para poder escribir posteriormente con tiza el nombre del dueño.
Para evitar los bordes punzantes que pueden surgir tras taladrar el agujero, podemos colocar unas arandelas de goma, introducimos la pajita…¡y ya está!
Al ser hermético, podemos llevarlo con nosotros a todas partes o sorprender a nuestros invitados con un recuerdo especial.
3.      Un portavelas sorprendente
Jugar con las formas y matices de la pintura que utilicemos sobre los frascos hará que la luz de las velas que introduzcamos dentro iluminen nuestro hogar de forma divertida. Recortar una plantilla nos facilitará plasmar la forma elegida.
Vía: Listotic
Encontrar pequeñas cosas que nos animen está al alcance de nuestra mano. Otra opción es usar un texto que nos inspire, y pegarlo en el interior del frasco, recortando en el la forma que prefiramos. En torno a la apertura, un simple cordón atado con mimo dará más encanto a nuestro portavelas.
 La purpurina no es solo para los niños. Los brillos metalizados son una forma sutil y elegante de darle un toque especial a una habitación sencilla.
 
Vía: Etsy

Conseguiremos un detalle rústico, llenando el fondo con piedras decorativas (en este caso son grises, pero pueden pintarse), rellenando con agua hasta la mitad, y poniendo como toque final una vela. 

Vía: Etsy

Especial para decorar en otoño 
 Con un montón de hojas (reales o de plástico) envolvemos nuestro tarro, para barnizarlo posteriormente con cola. Terminamos con un cordón anudado en la parte superior. Tus velas darán ahora un ambiente más cálido y personal.
Vía: BHG
Vía: Etsy
Si quieres lucir tus nuevas creaciones en el soporte adecuado o darle ese toque especial a tu hogar desde ya, aquí van algunas cositas que puedes encontrar en tienda.
¡Nos morimos de ganas de ver vuestras propias versiones! 

IDEA EXTRA: 
 
Si el frasco es lo bastante grande, podemos guardar dentro zumo o agua,y servirla de manera cómoda y fácil.



Encuéntranos en las redes sociales:
· Facebook · Pinterest · Twitter · Instagram · Google + ·

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *