Duplex escandinavo

Este dúplex en Estocolmo es ámplio (110 metros cuadrados), luminoso y de estilo nórdico ¿qué más podemos pedir? Apetece comenzar la semana con un hogar como este, donde la pureza, la simplicidad y la elegancia nos recargan de energía para tomar la semana. Tomamos nota de algunas claves que recogemos de este interiorismo. ¿Te vienes a recorrer este fantástico dúplex?

Naturaleza

Las plantas no faltan en la decoración de este hogar, así como elementos naturales tales como raíces suntuosas en uno de los jarrones o ramas en la pared. Las flores y elementos de la naturaleza quedan bien en cualquier estancia y combinan aún mejor cuando encontramos materiales como la madera natural en el mobiliaro o los tonos neutros en la decoración.

entrada

detalles-del-salon-escandinvao

salon-4

rincon

salon

mesa-de-hormigon

detalles-ventana

Entre blanco y negro

El blanco y el negro no pueden faltar en la decoración y mobiliario de un hogar de estilo nórdico y entre ambos encontramos una gran gama de grises que siempre acompañan a la perfección a estos dos colores.

Menos es más

El estilo nórdico huye de lo recargado, por ello es básico no tener los ambientes sobrecargados. Nada de rincones abarrotados, escoger los básicos y vivir con lo mínimo esencial pero apostando por la calidad de los materiales nobles  en el mobiliario y la decoración donde los detalles suman.

cocina-estilo-escandi

dormitorio

Del revés

Que nada rompa la armonía monocromática del estilo escandinavo. La pureza y la limpieza es una de las claves básicas de este estilo decorativo y para ello se apuesta por muebles ligeros de lineas puras que no recarguen demasiado, todo lo excesivo está demás. Y si los libros llaman demasiado la atención en tu estantería, nada como darles la vuelta y asunto arreglado.

detalles-el-escritorio

escritorio-2

estanteria

Y si los libros llaman demasiado la atención en tu estantería, nada como darles la vuelta y asunto arreglado.

escritorio

El toque final

Y entre tanto blanco, gris y negro no puede faltar ese acento que aporta la fuerza y la personalidad de cada casa. En este hogar podríamos decir que el cuero y los dorados son dos de los elementos que aportan ese plus que contrarresta la neutralidad del interiorismo. También encontramos detalles en colores pastel en el dormitorio infantil o en el comedor.

comedor

detalles-con-velas

salon-3

dormitorio-infantil-2

dormitorio-infantil

terraza-1

terraza-2

¿Qué te ha parecido este dúplex? ¿cuáles son para ti las claves del estilo escandinavo? ¿apuestas por este tipo de decoración o prefieres otros? ¡Te esperamos en los comentarios! 😉

 Vía: RevistaAD

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *