Un luminoso bajo en Londres

Este piso en el norte de Londres es un gran ejemplo de lo que se puede conseguir con un poco de esfuerzo y dedicación, algunos objetos de segunda mano especialmente seleccionados y una gran dosis de imaginación. Su propietaria, Rebecca Hadley, ha logrado transformar así esta planta baja con una distribución poco agradecida en un espacio que fluye de manera natural y que nos ofrece un bonito paseo hasta el amplio jardín de atrás. Además de contar con mucha libertad y flexibilidad horaria, Rebecca tiene el don de saber cuándo permitirse derrochar y cuándo ahorrar, factores que la han ayudado amueblar su hogar con un presupuesto de lo más realista. “Lo cierto es que nada ocurre como crees que va a ocurrir”, comenta. “Debemos estar siempre dispuestos a cambiar los planes iniciales”.

De un vistazo
Quién vive aquí: Rebecca Hadley, consultora.
Situación: Norte de Londres.
Tamaño: 2 habitaciones, 1 baño.

North London Apartment

.

Rebecca adquirió el piso en febrero de 2014 y se mudó en septiembre de ese mismo año, tras haberse encargado de todo el trabajo de renovación y reforma con la ayuda de sus padres. “Me dedicaba a ello durante los fines de semana y por las tardes”, afirma.

Aquí la vemos en su mesa de comedor, que recibe una gran cantidad de luz natural, lo que hace de ella un lugar ideal para sentarse a comer o para mover de vez en cuando aquí la oficina. Rebecca pintó ella misma la silla de la izquierda de amarillo Mondrian. “Me encanta la forma que tiene este diseño clásico”, comenta.

La vivienda ya incluía una extensión en la parte trasera cuando la compró, pero estaba divida en varias habitaciones, con el baño al final del todo. “En el momento de comprarlo, ya sabía exactamente qué iba a hacer con él”, comenta Rebecca. “Mi hermano me preguntó por qué había elegido un piso tan pequeño y lóbrego, pero yo le veía mucho potencial. Solo necesitaba reestructuración y un buen lavado de cara”, cuenta.

North London Apartment

.

North London Apartment

“Quería que hubiera una sensación de conexión entre el espacio exterior y el interior, en especial con el salón, que es donde me siento a desconectar y relajarme”, cuenta Rebecca. Por ese motivo, situó el salón en este extremo de la vivienda e instaló unas puertas plegables nuevas que aportaran una gran amplitud y luminosidad. “Es una zona muy agradable para sentarse y descansar”, asegura.

Rebecca encargó el sofá a una empresa que importa piezas clásicas danesas y las tapiza de nuevo. “Elegí el tejido y los botones negros a modo de contraste”, cuenta. Todas las imágenes colgadas en la pared de encima del sofá tienen un significado. “Me encanta el arte en blanco y negro”, comenta. Muchas de ellas son regalos, incluido el mapa de Londres, que fue un detalle de su hermano.

“Esta composición encaja muy bien con este extremo del piso. A la zona central, donde se ubica la cocina, decidí darle un toque más colorido. Pero para el espacio en el que sentarse y relajarse, pensé que era mejor mantener un estilo sencillo”, añade Rebecca.

Muebles y lámparas con detalles en cobre completan el espacio y generan un poderoso foco de atención. Los colores pastel de las patas de estas mesitas y el cojín con motivos geométricos aportan un toque de color muy sutil a esta zona de la casa.

North London Apartment

.

Chimenea de leña, Chesney’s.

La instalación de la estufa tradicional de leña resultó ser una tarea más complicada de lo que Rebecca había previsto. “La chimenea tenía que subir hasta la parte superior del edificio”, comenta. Le hubiera gustado colocarla en la esquina más alejada del salón, justo al lado del jardín, pero finalmente tuvo que ponerla en un rincón más interior, de manera que la chimenea pudiera subir por la pared exterior.

“En invierno, con el fuego encendido, se está muy a gusto”, comenta. “Cuando llueve y estás en casa reconfortada por el calor del fuego, es increíble. Sientes una perfecta armonía entre el exterior y el interior”, añade.

North London Apartment

.

Escritorio, Urban Outfitters. Silla DSW chair, diseño de los Eames para Vitra.

“Donde vivía antes, tenía una pizarra y me resultaba de lo más útil. En mi nueva vivienda, este trozo de pared junto a las escaleras parecía el lugar perfecto para colocar una, así que decidí que esa se convertiría en mi zona de trabajo”, cuenta Rebecca.

Una vez tomada esta decisión, el resto de elementos encontraron fácilmente su rincón. “Hay ventanas en cada extremo de la planta y, como quería que las zonas pensadas para sentarse, comer y relajarse estuvieran bien iluminadas, decidí colocar el comedor en un extremo y la sala de estar en el otro. La cocina, por tanto, quedaría en el medio, donde además se ubicaba el sistema de cañerías”, prosigue.

North London Apartment

.

Lámpara del salón Copper pendant shade, Tom Dixon. Armarios de cocina, Wren Kitchens. Parqué de madera de roble,Havwoods.

A continuación se encuentran la cocina y el comedor. Allí donde terminan los armarios inferiores de la cocina, la encimera se extiende para formar una pequeña barra.

“En diseño, el estilo clásico es mi preferido. Es como si las piezas vintage tuvieran una vida vinculada a ellas y tú pudieras imaginarte cómo se usaron en el pasado, la historia que esconden tras ellas”. Rebecca encontró este aparador en una tienda de Holloway Road, también en el norte de Londres. “Mis padres adoran las antigüedades, supongo que lo llevo en la sangre”, comenta.

Las imágenes situadas encima de este mueble son obras que Rebecca ha ido recopilando a lo largo de los años. Las siluetas enmarcadas eran de su abuela.

North London Apartment

La parte superior de cobre de los taburetes combina con las sartenes y los cazos colgados de la pared. “Quería incluir algo de cobre en la decoración, no solo porque esté de moda sino porque me parecía que podía ser un buen modo de generar vínculos entre los espacios”, dice Rebecca. “Al fondo están las mesitas y la lámpara de cobre, y aquí los taburetes y las sartenes”.

Rebecca escogió unos muebles de cocina económicos, unas encimeras de Formica muy sencillas y decidió invertir más en un atrevido grifo y en electrodomésticos de calidad. “Es cuestión de mezclar, de combinar lo barato con lo caro”, comenta. “Tenía muchas ganas de una encimera de piedra para la cocina, pero era demasiado cara”, asegura. En su lugar, decidió aportar un fuerte toque de color con este moderno grifo de la firma Vola. “¡La gente que viene a casa no se fija en las encimeras de Formica, sino en el grifo!”, comenta riendo Rebecca.

North London Apartment

En el jardín, Rebecca construyó un entablado de madera para formar una terraza que se extendiera desde el comedor y que rodeara el edificio. “El jardín es mi rincón preferido”, afirma. “Cuando abres las puertas, el piso parece mucho más grande”. En esta imagen se puede apreciar cómo la chimenea de la estufa de leña sube por la pared exterior del edificio.

“Todo el espacio cuenta con influencias de Mondrian y del uso que este hacía del blanco, el rojo y el azul”, explica Rebecca. Esto se pone especialmente de manifiesto en el jardín. “Buscaba darle un toque divertido, que tuviera vida todo el año”, comenta.

El terreno está orientado al norte, por lo que no recibe mucho sol y la tierra es bastante pobre, lo que significa que tan solo pueden sobrevivir en él algunas plantas. “Como no puedo cultivar flores, decidí optar por plantas con mucha personalidad, y debo admitir que quedan de maravilla al lado de la cerca. Diseñé el jardín teniendo siempre presente el invierno y coloqué las plantas de manera que sus formas y siluetas resaltaran con respecto a la pared”, afirma.

En el dormitorio, Rebecca se inclinó por un ambiente más melancólico. Como hizo en el resto del piso, se encargó de pintarlo ella misma. “El blanco me parece bastante aburrido, prefiero cubrir las paredes de color, es mucho más divertido”, confiesa.

Las lámparas de la habitación de Rebecca generan una iluminación suave y flexible. “No soy una gran fan de las luces demasiado intensas”, confiesa.

North London Apartment

.

Rebecca diseñó el cuarto de baño, situado entre ambas habitaciones, asegurándose de que pudiera contar con una pequeña bañera. “Quería una, hace que el piso esté completo. Es un rincón muy agradable, perfecto para relajarse con unas cuantas velas”, asegura.

Cuando preguntamos a Rebecca si disfrutó transformando esta vivienda en un espacio alegre y con tanta personalidad, responde entre risas: “Me encantó, ¡estoy deseando hacer otra reforma!”.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *