Un lavado de cara en el baño

Con el día de la madre a la vuelta de la esquina y pensando en  regalos originales, que a la vez creen una buena experiencia, que sean útiles y para toda la vida… Parece imposible encontrar algo que reúna todos estos requisitos, pero en realidad no lo es. Te contamos una idea en la que hemos pensado:

En el hogar, el cuarto de baño es un lugar al que comúnmente restamos importancia y con el uso y el paso del tiempo se hace más evidente la necesidad de una actualización o reforma. Aunque pueda parecer  un engorro, el resultado siempre merece la pena y podemos convertir nuestro cuarto de baño en un pequeño spa, una burbuja de desconexión dentro de casa. Con algunos cambios como por ejemplo, renovar los muebles de baño anticuados por otros más modernos de acabados minimalistas y un plato de ducha de diseño funcional ya podemos conseguir un reestyling más que aceptable.

Mueble minimalista de dos alturas y espejo de diseño.

Baldosa de metro y ducha con mampara de cristal para permitir el paso de la luz.

Frontal con baldosa hidráulica y mueble vanguardista.

Un reestyling como regalo

Así que una actualización del cuarto de baño nos parece un regalo que cumple todos los requisitos: desde luego conseguirá crear una buena experiencia, durará por muchos años, es algo útil y además lleva un mensaje muy importante para nuestras madres: “para que te cuides y te mimes como te mereces”.

Los platos de ducha de resina, nos han parecido una buenísima opción, los hemos descubierto recientemente y los acabados en líneas modernas y vanguardistas nos han conquistado. Un diseño elegante y sofisticado que además es perfecto si no nos sobran los metros cuadrados ya que visualmente no roban espacio.

A la izquierda plato de ducha de resina acabado pizarra y a la derecha en acabado cemento totalmente integrado.

¡Nuestro favorito!

Un truco final para conseguir un baño como el de las fotos y es deshacerse de todo aquello que no se utilice: en el baño el almacenamiento puede convertirse en un problema y más si tendemos a acumular botes y recipientes de potingues que al final casi nunca utilizamos y abarrotan las estanterías y cajones. Quédate con tus básicos del día a día y con algún que otro producto para ocasiones especiales, evita acumular aquellos que nunca usas. ¡Mantén las superficies despejadas!

¿Qué te ha parecido la idea? Sin duda puede ser un regalazo.


Imágenes vía: The bath y Pinterest (tlieideaz, behance).

Post patrocinado: The bath

1 Comment

  • Trato Barato dice:

    ¡Muy bueno este artículo! Y preciosas fotos. Totalmente cierto eso de en el baño el almacenamiento puede convertirse en un problema… A veces no nos damos cuenta de cuánta cosa estamos guardando allí para nada :/
    ¡Muchas gracias por tus consejos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? resuelve esta operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.