Da protagonismo a tus recuerdos

.

Hay veces que heredamos un mueble con un gran valor sentimental y queremos incorporarlo en nuestro hogar. También ocurre que nos mudamos, pero queremos conservar parte del antiguo mobiliario. Desde luego, la idea de mezclar piezas de diferentes épocas o estilos suele ser un acierto a la hora de decorar. Amueblar la estancia con elementos de un mismo estilo y apostar por convertir ‘ese mueble especial’ en el protagonista del espacio es también una buena opción.

Consejo Houzz. Descontextualiza un objeto; es decir dale un uso que no sea el habitual. Así, una mesilla de noche puede encontrar sitio en el salón o un aparador convertirse en la isla de la cocina.

.

Cuando tenemos muchos objetos pequeños, agruparlos por categorías, creando pequeñas composiciones, ayudará a crear rincones agradables. Apuesta por piezas que se parezcan en colores, en formas, en tamaños, en temáticas…

Consejo Houzz. Si tienes muchas cosas, y muy diversas, en vez de intentar hacer una gran composición con todas, divídelas por temas. Cuando tengas estos grupos hechos, piensa en cómo combinarlos en el conjunto.

.

Cualquier objeto con un significado especial puede servirnos de elemento decorativo porque seguro que aportará mucha personalidad al espacio. En la imagen, una zapatilla de ballet da un toque romántico.

Consejo Houzz. Cualquier recuerdo puede ayudar a reforzar un estilo o a crear diferentes ambientes dentro de una misma habitación.

.

El recuerdo por excelencia de una casa son las fotografías. Llenan nuestros espacios de personalidad y hacen los hogares más familiares y cercanos. A veces, preparamos las fotografías expresamente para un espacio. Si es así una manera de acertar es dándoles el mismo formato y creando una composición como la que te sugerimos en esta fotografía.
Pero lo que normalmente ocurre es que estas fotos no tienen el mismo color, formato o son de diferentes épocas.

Consejo Houzz. En ese caso, un truco para unificarlas y evitar la sensación de desorden es enmarcarlas con marcos del mismo tamaño y modelo, ayudándonos de un paspartú…también en el mismo color.

 

Cuando tenemos objetos muy distintos que difieren en color, estilo y tamaño, la mejor manera de hacer que funcionen juntos es utilizando una base neutra. En una pared blanca se han colocado unas baldas del mismo color que pasan desapercibidas y no sobrecargan la composición. Además, agrupar estos objetos por colores y tamaños, o pensar una distribución ordenada con una secuencia clara, consigue dar unidad al conjunto final.

Consejo Houzz. Agrupa todos estos objetos en un lugar común del espacio y libera el resto del espacio ayuda a la limpieza visual y la armonía.

.

En el caso de las cocinas, cuando decidimos dejar parte de nuestro menaje visto, a la hora de elegirlo, debemos tener en cuenta además de su funcionalidad su estética, ya que si no contamos con ella, el resultado puede llevar al desorden visual.
Ordenar por materiales o colores como en la imagen y no elegir demasiados diferentes hará más sencilla esta composición.

Consejo Houzz. Si algo no encaja, mejor dejarlo reservado en algún cajón. Pero si aun así quieres tenerlo a la vista, dale un lugar privilegiado y rodéalo de objetos de un mismo estilo, haciendo que ese sea el único diferente.

.

¿Y qué pasa si no tenemos objetos o recuerdos? Cuando empezamos de cero, hay que pensar en qué queremos para ese rincón: un espacio para contemplar, una composición útil para guardar algo… Define un estilo y elige objetos que se ‘entiendan’ entre ellos. En el ejemplo de la imagen, se apuesta por un material: el vidrio, que aparece en las botellitas y en las cajas; con las fotografías en blanco y negro y el elemento vegetal completando la composición.

Consejo Houzz. Cuando somos principiantes es mejor el menos es más, simplificando siempre se acierta.

Espacio creado por Paula G. Furió, foto original en Houzz

.

Hay veces que las cosas que tenemos no son bonitas como objeto decorativo o son pequeñas para decorar por sí mismas. Es el caso de tickets de tren, entradas de conciertos o museos… Cualquier cosa es susceptible de decorar si la manera de exponerla es buena. Si tus objetos son pequeños, agrúpalos y dales coherencia bajo un mismo marco. Además, ese marco puede ser del estilo del resto de tu decoración. Así, aunque el contenido desentone, el contenedor ayuda a que la visión de conjunto sea agradable.

Consejo Houzz. Como en el caso del mueble heredado, podemos hacer que ese marco sea totalmente opuesto al resto de la decoración. De esa forma, se crea un punto de referencia dentro de la decoración del espacio.

 

Artículo original publicado en Houzz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *