Fundas nórdicas y otras claves para vestir tu dormitorio

Esta ha sido la primera noche de septiembre que hemos echado de menos nuestro nórdico, ¡por fin! Porque aunque el verano tenga muchas cosas buenas, seguramente estarás de acuerdo con nosotros en que pasar calor en la cama no es una de ellas. Echábamos de menos ese momento de irse a la cama y taparse con el edredón bien calentito 🙂

Así que ya es oficial, es momento de sacar del armario el edredón y vestir nuestra cama para el otoño-invierno.  En este post te contamos 5 claves para “vestir” el dormitorio para esta época del año.

Fundas nórdicas

Evidentemente las fundas nórdicas para la cama son las protagonistas principales para ataviar cualquier habitación. Este año nosotros nos hemos equipado con algunas muy económicas de forma online, a través de la página regalarhogar.  Cuentan con gran variedad de diseños para cualquier medida de colchón y además el envío es gratuito.

Cojines

Un recurso muy práctico para lograr un new look en la decoración del dormitorio es intercambiar los cojines entre temporadas. En la época invernal, incorpora cojines más confortables con texturas cálidas (terciopelo, algodón, lana, etc…). Este pequeño cambio puede marca una gran diferencia en la atmósfera de la habitación. En nuestra shop encontrarás modelos que se amoldarán a cualquier estación.

Alfombras

Las alfombras son un must, sobre todo en invierno y es que a nadie nos gusta pisar el suelo frío después de lo calentito que se esta en la cama ¿verdad? Hay múltiples opciones, pequeñas alfombras a cada lado de la cama o una gran alfombra que abarque gran parte de la superficie, cualquiera es igualmente válida y aportarán un extra de calidez.

Aromas y velas

Aromatizar tu dormitorio unos minutos antes de ir a dormir te ayudará a crear un ambiente relajado para conciliar el sueño. La luz cálida de las velas aromáticas es un buen acompañamiento antes de irse la cama.

Iluminación

Trabaja los puntos de luz de tu dormitorio, siempre es preferible luz ténue y en tonos cálidos, si es posible indirecta o regulable. De esta forma estamos más predispuestos a ir cogiendo el sueño. Por ejemplo, unas guirnaldas de luz ambiental o puntos de luz de lectura como en estos dormitorios.

Así que nosotros, encantados, damos la bienvenida a ese momento del año donde el edredón ya no está de más. ¡A preparar el dormitorio para el fresquito! 🙂

Cuéntanos en los comentario qué cosas cambias en tu dormitorio de cara al invierno.

 


Imágenes vía: Instaprotouch, Pinterest, Urban outfitters, Voce precisa decor, Objetivoadeco, @pollyandbooks y regalarhogar.

Post patrocinado

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *