Papel pintado en el cuarto de los peques

El post de hoy va dedicado al dormitorio de los peques, bueno y al de los no tan peques también. El recurso decorativo del papel pintado es válido para cualquier edad y de eso precisamente queremos hablaros hoy. Hemos recopilado inspiración de habitaciones decoradas con papel pintado infantil y te contamos por qué nos parece un recurso decorativo acertado para su espacio.

La vuelta al cole también es un buen momento para renovar el cuarto de los peques, marca el inicio de una nueva etapa para cualquier niño. Probablemente, esta será la habitación de nuestro hogar que más rápido evolucione y más cambie con el paso del tiempo y es que los niños a medida que crecen tienen nuevas necesidades y su cuarto es el lugar en el que más a gusto deben sentirse. Elegir juntos el papel pintado infantil para su dormitorio puede ser una tarea divertida, de esta forma también sentirán que sus decisiones son importantes.

Ventajas del papel pintado

Si lo que quieres es un cambio en el dormitorio infantil, empapelar una o varias de las paredes es una gran solución para conseguir el cambio que necesitas. El papel pintado es un recurso decorativo en tendencia, el motivo salta a la vista. Puedes lograr desde un sutil cambio hasta algo radical, los cientos de diseños disponibles te permiten crear una atmósfera más relajada o divertida y se puede aplicar en pequeñas dosis (en una pared) o a lo grande (en todo el dormitorio).  Otro punto a favor es que se puede limpiar fácilmente, con un paño húmedo podrás quitar manchas y mantenerlo como el primer día por mucho más tiempo que cualquier pared pintada de forma tradicional.

Bien te decantes por algo más tenue o más atrevido, el carácter que aporta el papel pintado es único, siempre. Como te contábamos, la gran variedad de diseños disponibles pueden ayudarte a crear esa atmósfera que buscas:

Los clásicos estampados o motivos nunca fallan y quedan bien sea cual sea la edad del niño, si buscas algo atemporal esta es una buena opción.

Si lo que quieres es aportar vitalidad y energía a la estancia, los colores vivos son tus aliados.

Para conseguir una atmósfera relajada apuesta por los colores más ténues (pastel y tonos rotos) o neutros (blancos, grises o negros)

Para conseguir una atmósfera relajada apuesta por los colores más ténues (pastel y tonos rotos) o neutros (blancos, grises o negros).

Para algo más sofisticado, atemporal y juvenil una apuesta segura son los motivos geométricos y patrones.

Si tu peque es un artista se lo pasará pipa con este papel “pizarra” para decorarlo a su gusto

Los más coloridos y animados pueden ser perfectos para los más peques. Con colores primarios y formas definidas, incluso con personajes.

¿Aún no te has convencido?

Nuestro consejo si todavía estás indeciso es que lo pruebes en pequeñas dosis. Empapela sólo una pared de tu hogar, puede ser la del cuarto infantil o cualquier otra. Eso sí, te advertimos que el papel pintado engancha, una vez lo pruebes ¡no querrás volver a la pintura tradicional!


Imágenes vía: Papeles de los 70, Ministry of deco, The boo and the boyoheightohnine, @hudson_and_halow, a cup of Jo

Post patrocinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *