Cómo crear un hogar en un piso de alquiler

 

1. En el salón-comedor, apuesta por una gran mesa e ilumina con una única lámpara

Podrás utilizarla, también, como mesa de trabajo, trastear con el ordenador y para que los niños hagan los deberes. Si es posible, reutiliza: una mesa antigua de una tienda de segunda mano: una de taller de costura, un banco de carpintero… Una mesa con solera hará de tu zona de día un espacio único. En cuanto a la lámpara, colócala suspendida al menos a unos 75-80 cm por encima. Despídete de luces frías tipo fluorescente y busca bombillas led de luz cálida o neutra: notarás el cambio en el espacio… y en la factura de la luz.

.

2. En el estar, decora la pared del sofá con recuerdos, tus DIY o tus obras de arte

Qué mejor manera de sentirte en tu hogar que rondeándote de recuerdos: fotos de familia y amigos, esa escultura que compraste en tu viaje a África, un cuadro que te dibujó un familiar, etc. Para que el resultado no sea una amalgama de objetos que no combinan entre ellos, te recomendamos que a la hora de colocar tus recuerdos busques una regla (todas las fotos en marcos blancos, por ejemplo) y vayas agrupando por temas.

Espacio creado por deco & living, foto original en Houzz

.

3. En la zona de trabajo, coloca un estante a mano para mantener el orden

En las casas de alquiler es habitual dar más de un uso a los muebles, para evitar inversiones. Como probablemente tendrás que trabajar en la mesa del comedor, intenta ubicar cerca una estantería o cajonera donde dejar los papeles y guardar el ordenador.

.

4. En el recibidor, customiza los muebles con los que vas a tener que convivir

Los vinilos son la solución perfecta porque, si el día de mañana hay que volver al mueble original, se retiran en un momento y listo. Este consejo también vale para esos muebles básicos y baratos que compramos, y así conseguir un espacio económico pero completamente personalizado. ¡Y no te olvides de colocar plantas!

Espacio creado por Sandrine Soko, foto original en Houzz

.

5. En la cocina, coloca un frente con azulejos

Es uno de los espacios menos cuidados en los pisos de alquiler, porque los dueños evitan invertir en obras de varios miles de euros. A la vez, en un espacio en el que pasamos mucho tiempo, de ahí que toque esforzarse en encontrar una solución personalizada. El azulejo es el material tradicional por excelencia. Es barato, muy resistente y fácil de limpiar. Elige azulejos rectificados: no necesitan juntas, lo que facilita su limpieza.

.

6. En el dormitorio, destaca la pared del cabecero con papel pintado y pintura 

La mejor opción para un piso de alquiler es pintar de blanco, color que va bien con cualquier estilo de muebles, los que tú lleves contigo y los que ya estuvieran en la casa. Luego, da color y textura con papel pintado, por ejemplo, de rayas verticales.

.

7. En el baño, espejo, planta y silla forman un trío infalible

Las plantas dan sensación de hogar y además son un gran aliado a la hora de decorar. Si os fijáis, seguro que en las fotos de vuestro hogar ideal aparecen plantas. Por la red circulan mil sugerencias de plantas ultra resistentes por si no se te salvan ni los cactus; y, si no, siempre nos quedarán las artificiales: crean ambientes acogedores y duran hasta tu próxima casa, seguro. En este pequeño baño de una casa de alquiler, todos los elementos buscan transmitir ligereza: muebles suspendidos, el espejo redondo y el original detalle de la silla a modo de toallero.

 

Artículo original publicado en Houzz.

Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *