Cómo usar la técnica del degradado para pintar tus paredes

Las paredes sombreadas es una técnica de pintura decorativa que crea un efecto degradado. Se trata de fundir, suavemente, un solo color de pintura con otras tonalidades. El resultado es un efecto lavado muy favorecedor.

Espacio creado por Behruz Studio, foto original en Houzz

.

Materiales:

  • Cinta métrica y lápiz
  • 2 colores de pintura diferentes
  • Escalera
  • Cubo y rodillo mediano
  • 3 bandejas de pintura grandes
  • Pinceles de varios tamaños
  • Un vaso desechable para medir
  • Una esponja
  • Dos colores de pintura con base de aceite, que se secan lentamente y se mezclarán con facilidad. No utilices pinturas de secado rápido o látex.

..

1. Elegir los colores que vas a mezclar según el círculo cromático
Los colores complementarios son los que se encuentran en lados opuestos. Si escoges azul y naranja o rojo y verde, por ejemplo, tendrás un efecto contrastado. En cambio, si quieres un ambiente sereno, escoge colores análogos o contiguos, como el morado y el azul o el naranja y el rojo.

Espacio creado por Virginia Sánchez, foto original en Houzz

.

2. Delimita la pared por secciones
Con la ayuda del lápiz y de la cinta métrica delimita tres secciones iguales en la pared.

Si has elegido dos colores totalmente distintos –azul y verde, por ejemplo; o un solo color mezclado con blanco–, necesitarás dividir la pared en más secciones para crear un degradado suave y gradual.

.

3. Decide cuál será la transición de color
Desde el suelo al techo, de más oscuro a más suave, para que el espacio parezca de mayores dimensiones. O, a la inversa –de más claro a más oscuro–, para crear un ambiente acogedor.

.

4. Prepara la pared
Con la pared limpia y seca, aplica una capa de imprimación con el color más claro y luminoso para evitar que la pintura se seque y resulte sencillo mezclar los colores. Espera a que se seque.

Espacio creado por Dulux, foto original en Houzz

.

5. Cómo pintar paredes de tres secciones
Prepara tres bandejas de pintura con antelación y vierte los colores elegidos en cada una de las bandejas. Utiliza el vaso desechable para crear un tercer color, combinando los dos primeros a partes iguales, y añade la mezcla a la tercera bandeja de pintura.

Trabaja en secciones pequeñas. Empieza por el color más oscuro para pintar la zona inferior de la pared; usa el más claro para el tercio superior del muro; y, por último, en el centro emplea el color personalizado que has mezclado anteriormente. Deja 3 centímetros entre cada color.

Espacio creado por Colorhouse Paint, foto original en Houzz

.

6. Cómo hacer el efecto sombreado perfecto
Usa un pincel grande y seco para mezclar los límites de cada color, haciendo trazos en forma de X. No esperes a que la pintura se seque: así los colores se mezclarán fácilmente. Utiliza una esponja humedecida para crear un degradado más natural.

 

Artículo original publicado en Houzz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *