La casa verde selva

Crear poco a poco

Exótico, vanguardista e industrial la combinación que encontramos en este hogar australiano es de infarto para los que amamos la mezcla y los interiores trabajados en ‘modo slow’. Sin duda la mejor forma de crear un hogar es poco a poco, sin prisa pero sin pausa incorporando nuevas piezas con el paso del tiempo.

Decorar un hogar es un proceso que nunca termina, los espacios de nuestra casa deben evolucionar con nosotros a lo largo de nuestra vida. Así es como se consiguen interiores como este, donde la mezcla de piezas recicladas, coleccionadas durante múltiples viajes, recuperadas en mercadillos, de familiares, de diseño o contemporáneas cobran un sentido difícil de explicar.

Sin etiquetas

Un hogar resultado de la influencia de múltiples estilos, piezas de diferentes épocas, recursos decorativos originales… Y es que no es fácil encontrar el tándem perfecto a la hora de mezclar, pero hay quien tiene el don de hacerlo con tal gusto que el resultado nos deja hipnotizados.

En su justa medida

Espacios donde ni sobra ni falta, donde cada elemento tiene un porqué y es que no es cuestión de tener más o mejor, es cuestión de que cada elemento aporte algo a tu vida, ya sea su función práctica o estética. Todo en equilibrio y en su justa medida, sin excesos.

Las líneas sencillas y limpias de la madera pulida convive con la irregularidad del hormigón, las piezas vanguardistas acompañan a las vintage. El verde ‘selva’ es el color de este hogar que se abre paso en plantas y detalles como la puerta del patio, la alacena de la cocina, algún cojín

Este hogar ha sido sin duda todo un flechazo. Y a ti, ¿qué es lo que más te ha gustado? Te esperamos en los comentarios!

 


Imágenes vía: Design Files

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *