Cómo decorar bien los espacios pequeños sin cometer errores

 

1. Interrumpir la entrada de luz natural

Solución: Olvídate de las cortinas. Si, de todos modos, no quieres renunciar a ellas, usa tejidos ligeros, estores o deja las ventanas completamente desnudas. Escoge mejor unas tradicionales y bonitas contraventanas como las de esta foto; píntalas de blanco y déjalas plegadas durante el día. Escoge siempre tonalidades claras: aportarán mayor sensación de luminosidad al espacio.

Además, tampoco tienes por qué colocar los muebles siempre pegados a la pared. Colócalo en el centro de la estancia. Zonificarás el espacio y parecerá más grande.

.

2. Abusar de las tonalidades neutras y claras

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *