Red velvet Mug Cake

Con el Otoño casi encima, llega la época en que muchas tardes nos apetece quedarnos en casa, o hace mal tiempo, y casi casi se convierte en obligación quedarse. No sé vosotros, pero a mi, en esas tardes, me apetece muchísimo preparar cosas que normalmente no cocinamos por falta de tiempo.

Elijo esta receta ya que es muy fácil, papá y los peques también nos podrán ayudar, algo importante para esos días que al no poder salir, se empiezan a aburrir… ¡Qué mejor que preparar una riquísima merienda!

Descubrí la tarta Red Velvet hace tiempo, en una pequeña tienda de Londres, y me fascinó, su textura, el sabor… Desde entonces, es mi tarta favorita, y el día que vi que podía prepararla en el microondas, en sólo 3 minutos, ¡Casi lloro de emoción!

 

Ingredientes (para dos Mug Cakes pequeños)

  • 4  Cucharadas de harina (cuchara sopera)
  • 3  Cucharadas de azúcar (cuchara sopera)
  • 1/3 Cucharada levadura (cuchara café)
  • 2 Cucharadas de cacao en polvo (cuchara café)
  • 3 Cucharadas de aceite de girasol (cuchara sopera)
  • 3 Cucharadas de leche (cuchara sopera)
  • 1 Huevo
  • Colorante rojo líquido

 

Elaboración

  1. Batir el huevo, incorporar el aceite y el azúcar y mezclar.
  2. Vertemos la leche y el colorante (unas 8/10 gotas) y mezclar.
  3. Añadir la harina, levadura y el cacao en polvo, y mezclamos bien para que no quede ningún grumo.
  4. Introducimos en el microondas unos dos minutos a máxima potencia. Tener en cuenta que cada microondas es un mundo, es preferible meterlo menos tiempo, y repetir si es necesario.
  5. Probamos con un palillo para comprobar que está bien hecho.

 

Para la crema de encima, lo que más me gusta es el frosting de queso, que además es súper fácil, ya que únicamente lleva queso en crema (tipo Philadelphia), mantequilla o margarina y azúcar glas. Las cantidades siempre dependerán de como nos guste de sabor y de textura…

Como veis, es una receta muy fácil, y podemos prepararla en infinidad de variedades cambiando el colorante, la crema…

Una vez hecho, lo podéis montar en tarros de conserva, para dar un toque especial en nuestras fiestas.  ¡Me encanta esta idea!

 

 

Espero que os guste la receta y os endulce muchas tardes 🙂

 

2 Comments

  • MÓNICA dice:

    Hola, soy seguidora de tu blog hace un año, y te felicito por tu trabajo. Me gustaría que pusieras la receta del frosting de queso que haces tú. Gracias.

    • ¡Hola Monica! Muchas gracias por tus palabras 🙂

      Pues el frosting es muy fácil, para 2 Mug Cakes (o cupcakes) pongo dos cucharadas soperas de queso en crema, una cucharada y media de margarina (o mantequilla) y una cucharada de azúcar glas. Puedes probar estas cantidades, a ver si te gusta. Si quieres darle más espesor, necesitarás más queso, y el azúcar, dependiendo de si quieres que contraste más el sabor con el Red Velvet o no…

      Bates un poco la mantequilla a temperatura ambiente, y cuando tengas una textura cremosa, le vas añadiendo poco a poco el queso, sin dejar de batir. Después le añades el azúcar, pon poquito, ya que para hacerlo más dulce siempre estás a tiempo 😉

      Si un día haces un bizcocho de otro color, y quieres utilizar este frosting, puedes añadirle al final de la preparación un poco de colorante, ¡el que prefieras!

      ¡Que lo disfrutes!

      Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.